__gaTracker('send','pageview');

El uso del velo islámico por parte de las mujeres musulmanas ha sembrado la polémica en el mundo occidental. En algunos países, especialmente europeos, se ha generado un conflicto interno alrededor del uso del velo, más concretamente del hiyab, por la creencia de que éste representa una imposición patriarcal y religiosa y un atraso. En Francia, por ejemplo, se llegó a prohibir su uso en los espacios públicos en el año 2004; e incluso en Turquía estuvo prohibido su uso en las universidades durante un tiempo. Sin embargo, muchas musulmanas defienden el uso de esta prenda por considerarlo parte de su identidad cultural, de sus valores e incluso como un icono de la moda.

En primer lugar, es muy importante saber distinguir entre los distintos tipos de velo. Es evidente que no es lo mismo una mujer con hiyab o chador que una mujer con burka o niqab. Estos dos últimos son más propios de aquellos países donde el velo es una imposición para las mujeres y no una elección personal. De hecho, muchas mujeres extranjeras que viajan a Afganistán optan por ponérselo por motivos de seguridad, como en el caso de las periodistas (un ejemplo es la corresponsal del diario El Mundo Mònica Bernabé).

Read More →

Recupero esta entrevista que le hice a la experta en feminismo islámico Natalia Andújar a mediados de 2013.

Natalia AndújarNatalia (Ndeye) Andújar (Barcelona, 1972) es profesora, musulmana e inmersa en el mundo occidental, dada su doble nacionalidad franco-española. Compagina la docencia con el activismo y es experta en feminismo islámico, una modalidad distinta a la que estamos acostumbrados a ver en los medios de comunicación o en los discursos de la mayoría de las organizaciones feministas. En la actualidad, dirige el Centro de Formación Educaislam, que ella misma impulsó para mejorar el conocimiento que la sociedad tiene del islam en todos los ámbitos.

El feminismo islámico es diferente al del mundo occidental, tal y como lo hemos aprendido. ¿Qué es lo que lo hace diferente?
444444; line-height: 1.7;">No es tanto una cuestión occidente-oriente, aunque la mayoría de las mujeres musulmanas se encuentran fuera de Europa. Hay que entender que su reivindicación ha sido diferente dependiendo de cada país y de su situación interna. Lo que es complicado del feminismo islámico es que aún está emergiendo y por eso es tan difícil hacerle la foto. En los 90 se empezó a ver el movimiento de las mujeres iranís después de la revolución de 1979 para derrocar al sha, cuando creyeron que el islam era la salida a un gobierno tirano. Pero luego, tras utilizar a las mujeres, llegó el desencanto. Se llevó a cabo un retroceso de los derechos que pedían, lo mismo que está pasando ahora tras las revoluciones árabes. Vemos a muchas mujeres con y sin hiyab, pero las nuevas Constituciones son conservadoras y ellas prácticamente no pueden influir en la política, tan solo una ínfima minoría. También tenemos el caso de Egipto, donde Margot Badran444444; line-height: 1.7;"> estudió el movimiento feminista, muy permeable, con influencia tanto laica como islámica, ya que se consideraba que el feminismo islámico estaba muy enfocado a una élite.

Actualmente, las laicas creen que el origen de la discriminación de las mujeres está en el islam y piden la separación religión-Estado. Las islámicas, en cambio, comparten que haya esta separación, pero no señalan el origen de las discriminaciones en la religión, sino en la visión machista de los hombres, que son quienes han interpretado los textos.

Read More →