__gaTracker('send','pageview');

Hiyab, ¿sí o no?

El uso del velo islámico por parte de las mujeres musulmanas ha sembrado la polémica en el mundo occidental. En algunos países, especialmente europeos, se ha generado un conflicto interno alrededor del uso del velo, más concretamente del hiyab, por la creencia de que éste representa una imposición patriarcal y religiosa y un atraso. En Francia, por ejemplo, se llegó a prohibir su uso en los espacios públicos en el año 2004; e incluso en Turquía estuvo prohibido su uso en las universidades durante un tiempo. Sin embargo, muchas musulmanas defienden el uso de esta prenda por considerarlo parte de su identidad cultural, de sus valores e incluso como un icono de la moda.

En primer lugar, es muy importante saber distinguir entre los distintos tipos de velo. Es evidente que no es lo mismo una mujer con hiyab o chador que una mujer con burka o niqab. Estos dos últimos son más propios de aquellos países donde el velo es una imposición para las mujeres y no una elección personal. De hecho, muchas mujeres extranjeras que viajan a Afganistán optan por ponérselo por motivos de seguridad, como en el caso de las periodistas (un ejemplo es la corresponsal del diario El Mundo Mònica Bernabé).

Fuente: Reuters

Fuente: Reuters

Ante las críticas, los mitos y las prohibiciones, la red se fue llenando de campañas de mujeres musulmanas a favor del uso del hiyab. Una de ellas surgió a raíz de las protestas de la organización feminista FEMEN en algunos países islámicos, ya que las musulmanas consideraron que las feministas occidentales no las representaban al mostrar su rechazo abiertamente hacia símbolos como el velo.

También la fotógrafa británica-iraní Sara Shamsavari presentó una exposición fotográfica de mujeres musulmanas que posaban con el hiyab, demostrando así que la belleza y la moda no están reñidas con el uso del pañuelo.

Yes, a Hiyab Can Be Stylish

Fuente: © Sara Shamsavari

Fuente: © Sara Shamsavari

Siguiendo con la relación entre hiyab y moda, es remarcable el caso de la joven somalí que saltó a todos los medios de comunicación en las últimas semanas por desterrar estereotipos sobre su país y sobre las musulmanas a través de sus atractivas y pintorescas fotos en Instagram.

Fuente: El País

Fuente: El País

Pero no todas llevan velo. De hecho, muchas musulmanas han rechazado el uso del velo a lo largo de la historia como forma de rebelión contra la desigualdad y la falta de libertad de decisión de las mujeres. La feminista egipcia Huda Shaarawi (1879-1947) protagonizó un escándalo al quitarse el velo en en plena estación de tren del Cairo en 1923; o, sin irnos tan lejos en el tiempo, recordemos el vídeo de la periodista egipcia que se quitó el velo mientras entrevistaba a un imán muy conservador, el cual se hizo viral.

Otro ejemplo similar es la entrevista de la periodista española Ana Pastor al ex primer ministro iraní Mahmud Ahmadineyad, cuando Pastor también dejó caer su pañuelo.

Cuando el velo es una elección y no una imposición, ¿cuáles son los motivos que llevan a una mujer musulmana a llevar o no hiyab? Aunque no hay duda de que cada mujer tiene sus propias razones, a lo largo de la historia ha habido varios momentos clave en los que el uso o desuso del velo ha representado todo un símbolo. La escritora y docente Leila Ahmed sostiene una interesante teoría según la cual el velo dejó de usarse en momentos de reivindicación de derechos e igualdad por parte de las musulmanas, pero que su uso también se convirtió en un arma política de identidad contra la colonización occidental, que consideraba el velo una señal de atraso. A este respecto, Ahmed continúa escribiendo artículos muy recomendables sobre la vuelta al uso del velo en la actualidad para reivindicar la identidad musulmana en Europa y Estados Unidos.

El hiyab puede gustar más o menos según los gustos de cada persona. Es lícito y necesario señalar todos aquellos casos en los que el uso del velo por parte de una mujer musulmana sea una imposición, como también es un error común juzgar y legislar a favor o en contra de esta prenda sin haber dialogado antes con las musulmanas. Más común de lo que debería. Ahora bien, el uso del hiyab debería ser más que lícito cuando se trata de una elección personal de las mujeres y no de una imposición de sus familias, su sociedad o su sistema político.

¿Apoyas que las musulmanas lleven hiyab?

View Results

Cargando ... Cargando ...

About the author  ⁄ claudia.moranmato@gmail.com

No Comments